ALZA LA VOZ

¡Basta!

Ese grito lleno de rabia contenida que define con tanta nitidez hasta donde se puede soportar.

Hace dos años y medio, llegó a mis oídos esa palabra. Por suerte, fue a través de un personaje ficticio que plasmé en la novela que acaba de salir a la venta en Amazon, Esposada.

Pincha la imagen para ir a Amazon.

Escribir sobre algo tan peliagudo como el maltrato o las  vejaciones, aunque fuese de esta manera, me dio en qué pensar.

 

¿Cuántos comentarios se toleran y aceptan a diario como algo normalizado? ¿Os habéis parado a pensar en ello?

Y no, no solo me refiero a nuestro entorno, también a la literatura. Es incongruente que queramos un mundo donde se erradique el machismo, y al mismo tiempo sigamos aplaudiendo comportamientos en; películas, series, libros, juegos…, que distan mucho de lo que desearíamos para cualquiera de nosotros.

El maltrato físico, es más sencillo de detectar y de identificar como algo que no debería darse en una relación sana. Si te golpea:

 

Denuncia, pide ayuda, pero no permitas que suceda una segunda vez.

Teléfono: 016 

 

Por eso creo muy necesario tomarse un tiempo para reflexionar sobre hasta qué punto normalizamos el maltrato psicológico.

Y que conste que no estoy en contra de que aparezcan personajes de esta índole en las obras escritas o visuales, que no, lo que me gustaría es que no se glorifiquen sus actos.

Aquí os dejo unos pocos puntos que espero ayuden de algo.

 

Las 15 señales que evidencian un posible maltrato psicológico:

1.  ¿Controla los gastos de forma exagerada? Qué se compra, cuándo, cómo…

2.  ¿Te dice cómo tienes que vestirte? ¿Si vas de alguna manera que no le gusta se enfada contigo por ello y decides cambiarte de ropa? ¿Hay prendas que ya no te pones porque sabes que no le gusta que vayas así y vas a tener problemas por ello?

3. ¿Se enfada si inviertes más tiempo en tus amistades o familiares del que considera necesario?

4. ¿Mantienes relaciones sexuales aunque no te apetezcan porque si no, se enfada?

Aquí es necesario hacer un inciso. No, es no, si no quieres, no te apetece, o simplemente no te da la gana. No hay más discusión que valga, y a quien no le guste, que se jo…  😎 

Continuamos 😅

5.  Haces cosas que no te apetecen o con las que no estás de acuerdo para evitar una discusión.

6.  ¿Controla tu móvil y tus redes sociales?

7.  ¿Tienes que informarle de tus horarios? ¿Se molesta si te retrasas en llegar aunque sean cinco minutos?

8. ¿Le quita importancia a tus logros personales o profesionales?

9. ¿Te hace sentir que es tu obligación estar pendiente todo el día de sus necesidades, y que debes anticiparte a ellas?

🙃 Ni que fuésemos adivinos.

10. ¿Organiza tu tiempo libre? Ej:

•Quedar para tomar un café, refresco o lo que sea con alguien.

•Te apetece salir una noche y pone impedimentos, se enfada, y para evitar discusiones desistes…

•Viajes, y vacaciones son cuándo y dónde quiera, tu opinión no cuenta o la menosprecia.

11. ¿Sientes que no puedes ser tú mismo/a cuando estás con tu pareja?

12. ¿Cuando sucede una discusión, en la mayoría de las ocasiones cedes, aún creyendo que tienes la razón, porque podría pasarse días sin hablarte, haciéndote el vacío o la discusión puede aumentar su enfado?

13. ¿Si tiene problemas fuera del ámbito de la pareja, te hace sentir responsable de ello? Ej:

•Alguien deja de hablarle, y te culpa.

•No se concentra en el trabajo, y… ¡Oh, sorpresa! También es debido a ti.

14. ¿Te hace sentir que no sabrías seguir adelante si no estuvieras a su lado?

“No sirves para nada”, “¿Y qué harías sin mí?”, “¿Quién te va a querer más que yo?”, “¿A dónde irás?”

15.¿Cuando tienes algún problema lo minimiza con comentarios del tipo: eso no es nada, te quejas de vicio, no es para tanto, etc…

Podría continuar con muchos más ejemplos, que por desgracia indicarían que, por lo menos algo no va bien y esa relación no es sana.

Aunque como en todo, yo no soy quien para afirmarlo con rotundidad, y esa situación debe afrontarla quien la padece.

 

Ok, y ahora quiero señalar cinco cuestiones que no pueden quedar sin decirse:

  • Nunca permitas que nadie te diga que no sirves, que no vales, o que hay algo malo en ti.
  • Tener esperanzas, sueños e intentar conseguirlos no es egoísta, lucha por ellos.
  • Trátate como te gustaría que te tratasen, y no te conformes con menos.
  • Perdónate, pues tienes derecho a equivocarte y aprender de tus errores, nadie es perfecto.
  • Se tu mismo con todas las consecuencias, no cambies tu manera de ser por nadie.

Podéis dejar vuestras opiniones en comentarios 😘

 

Antiliados ©

8 comentarios sobre “ALZA LA VOZ

  1. Yo no he pasado por esto nunca, desgraciadamente amigas mías si, y ya a mis 15 años sabía q n estaba bien, q nadie puede controlar tu vida más q tú misma/o.
    También cabe destacar q el resto de personas también podemos decir BASTA, si conoces a alguien que sufre maltrato denúncialo, puede q le salves la vida.
    Maravilloso Anti como siempre.

  2. Muy ciertas estas palabras creo que tenemos que tener valor al momento de que algo parecido nos suceda y ser valientes para decir BASTA me fascino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *