¿Te gusta leer?

¿Leer gratis, y sin infringir leyes?

Sí, es posible. ¿Cómo? Os preguntaréis.

Existen muchas maneras hoy en día de leer on-line de manera legal, entre las más conocidas está la opción de usar plataformas para lectores donde los escritores comparten su trabajo de manera altruista para darse a conocer. Las más conocidas son Wattpad, y Litnet, esta última ha irrumpido en el panorama de habla hispana con bastante fuerza gracias a los concursos literarios que ha creado para su lanzamiento.

 

En mi caso, me he presentado a uno de esos concursos, y he de decir que estoy encantada. Cada vez son más los lectores que caen en la cuenta que leer on-line no es sinónimo de mala calidad. Tan solo es necesario dar con el autor que más te convenza, ese escritor que se deja la piel en la obra, que ha sacado tiempo para documentarse, y por supuesto a cuidado la trama, como los personajes que aparecen en ella.

¿Cuántas veces se habrá escuchado la escusa de que los libros son caros, y terminan descargando un pdf? Un archivo, que entre otras cosas; uno, puede contener virus, dos, es posible que te encuentres aberraciones como un mira hay, en vez de ahí, y tres, es un delito.

Yo no tengo duda alguna, soy partidaria de usar todos los mecanismos que me permite la tecnología para llegar a nuevos lectores, y por eso uso dichas plataformas. Os dejo por aquí el prólogo de la novela que estoy escribiendo en este instante, (una pequeña probadita nunca hace daño a nadie jijijiji).

 

Ultralita

Prólogo

Observo el despliegue de sillas de han puesto para la ocasión, no serán necesarias tantas. Mi madre solo se relacionaba con Marion, nuestra vecina desde hace más de diez años, y algún que otro compañero de trabajo, pero dudo que ellos acudan a su funeral.

Marion me sujeta del brazo, pegándose a mi cuerpo para taparme con el paraguas, y que no me moje la lluvia. Es irónico, en Arlington, Florida, no suele tener precipitaciones en esta época del año. Si fuese una persona espiritual creería que los elementos se han confabulado para llorar la perdida de mi madre, algo que yo soy incapaz de expresar.

El oficiante revisa la hora en su reloj de pulsera, y le indico que puede dar comienzo. Al principio se extraña un poco y mira de soslayo a Marion para asegurarse de qué hacer. Ella, asiente.

Nos mantenemos de pie, debido a que los asientos están empapados, y le pido brevedad, no quiero regodearme en el dolor, y los recuerdos.

Guardamos silencio escuchando las palabras que ha escogido con anterioridad Marion, y cuando se aproximan dos ayudantes para bajar el féretro a la tumba, me giro. Prefiero recordar a mamá de otra manera, no así. No de esta forma.

―¿Quieres que te deje a solas unos minutos para despedirte de ella? ―me pregunta ella sosteniéndome del hombro, y dándome fuerzas.

―Vámonos a casa ―le indico, en tono bajo y melancólico.

«Casa…», repito en mi interior.

Asuntos sociales ya se ha puesto en contacto con Marion, tengo que viajar en cuestión de días a Hot Springs, Montana. A partir de ahora viviré con Red, mi padre, el único familiar directo que me queda. Un hombre a quien apenas conozco, en un pueblo perdido en mitad de la nada, y donde las temperaturas son tan extremas en invierno que asustarían al mismísimo Yeti.

Avanzamos dirección al coche por un pequeño sendero que limita con varias lapidas. Sigo sin entender qué ha pasado, cómo ha podido ocurrir todo esto, y llevo dos días en una pesadilla de la que no logro despertar.

Sé que mi vida tal y como la conocía hasta este instante, cambiará. Introduzco la mano en el bolsillo de la chaqueta, y aprieto con fuerza el colgante de mi madre. No estoy segura qué me deparará el futuro, lo único que sé con certeza es que nada puede ir a peor.

¿O sí?

Para continuar leyendo: Novela Ultralita en Litnet

Espero que os haya gustado esta entrada, nos leemos.

©Antiliados

Todos los derechos reservados. Licencia Safe Creative.

Si has disfrutado del prólogo de Ultralita, te invito a conocer de primera mano mis otras obras. “En busca de Adam”, “El despertar de Alex”, “La obsesión de Max” y “El desafío de Henry”. Descubre sus historias y déjate llevar por la pasión y el amor.

 

5 comentarios sobre “¿Te gusta leer?

      1. Jenny, mil gracias por dejar un comentario, o dos jajaja. Lo de crítica tampoco lo descarto para un futuro, quizás se me dé por dar opiniones 😉 Me alegra mucho que te gusten mis historias, un saludo

  1. Amo cada palabra que has escrito. Yo estoy totalmente en contra de leer de manera ilegal, también escribo aunque no soy reconocida jaja pero no me gustaría que me hicieran piratería asi que no leo de manera ilegal. ¿Qué decir de Ultralita? Es una historia que me tiene atrapada, enamorada… No me canso de leer a Des me encanta ❤️

    En mi tienes apoyo incondicional de por vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *